Tecnología, habilitador para la equidad de género

Las mujeres son agentes de cambio para, por medio de la tecnología, incentivar la inclusión de grupos y sectores que buscan mejorar su vida.

A pesar de que cada vez las mujeres tienen más presencia en diversas áreas, aún existen áreas de oportunidad donde las mujeres pueden aportan su talento, creatividad y calidad de resultados.

En la lucha histórica por los derechos de las mujeres existe un punto de inflexión donde se demuestra que el uso del cómputo y la informática son esenciales para mejorar los procesos en las empresas, incrementar su productividad y rentabilidad, además de mejorar la calidad de vida de las personas.

Microsoft no sólo se preocupa de estas tendencias sino que se ocupa de promover la tecnología, así como suscitar la inclusión de mujeres en el ámbito tecnológico, no sólo en áreas que de alguna manera ya han sido “conquistadas” por agentes del sexo femenino.

Una investigación realizada por la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos sugiere que las mujeres representan más del 15% de todos los inventores, y que al ritmo actual se necesitarán 140 años para que las mujeres obtengan la paridad con sus homólogos masculinos inventores.

Dentro de la tecnología existen sectores que aún siguen siendo dominados por hombres, sin embargo, hay muchos casos donde las mujeres están incursionando e irrumpiendo, como en el caso de enseñanza de ciencias de la computación, desarrollo de software, innovación o creación de negocios.

Debido a que la reducción de esta brecha en equidad de género es una labor a largo plazo, la informática es en muchos aspectos la nueva alfabetización, es decir, ya es considerada una habilidad fundamental que se requiere para obtener una mejor educación o un trabajo básico.

 

Para asegurarse que las mujeres no se queden atrás Microsoft trabaja en varios frentes, uno de ellos consiste en apoyar a niñas y mujeres para que aprendan computación y adquieran las habilidades necesarias para la resolución de problemas, con el objetivo de que dominen la tecnología y ayuden a cerrar la brecha de género por medio del desarrollo de talento.

Microsoft celebra el Día Internacional de la Mujer, inspirando a las mujeres jóvenes de todo el mundo y celebrando sus logros e innovaciones, a la par, Microsoft ofrece programas y recursos para que las jóvenes adquieran las habilidades de resolución de problemas.

En este ámbito hay historias por contar, y muchas más que se están creado y fortaleciendo, aquí un pequeño ejemplo de lo que se puede lograr.

Gemas y Caracoles

En Perú, Mariel Villanueva, buscó la forma de continuar con sus estudios universitarios, ya que sus padres no contaban con la posibilidad de sostener su educación. Inició vendiendo chocolates en el plantel escolar hasta crear un servicio de catering. En su último año de universidad conoció Emprende Ahora, un programa que capacita a emprendedores, en temas de negocio, con lo cual logró consolidar su empresa; con estas habilidades Mariel abrió otro negocio, que también es exitoso gracias al conocimiento adquirido.

Innovar por siempre

Perla Tapia es una estudiante universitaria mexicana que estudia el último semestre de la carrera de Ingeniería de Tecnologías de la Información y Comunicación. Cuando se gradúe, quiere dedicarse a mejorar la calidad de vida de la gente en México y en otras partes del mundo. El programa Innovate For Good (I4G) le dio una idea de cómo lograr su objetivo.

Con el soporte y guía de Microsoft, Perla está ayudando a crear un lugar donde cualquiera pueda presentar una idea y obtener apoyo por parte de expertos en negocios y tecnología para llevarlo a cabo y hacerla realidad.

En busca de herramientas de vida

Gertrudes Soliz Ramos, de Bolivia, quiso y se propuso romper el ciclo impuesto por su condición de pobreza y trabajar como empleada doméstica o en el comercio informal, para trazar un destino diferente; al terminar sus estudios básicos y una especialización en computación no encontraba trabajo.

En busca de mejorar sus conocimientos, llegó al centro CIDCRUZ donde encontró la respuesta a sus inquietudes profesionales. Allí, logró conseguir acceso a la tecnología, información y formación que buscaba para obtener el conocimiento que necesitaba. El centro CIDCRUZ, lleva diez años formando jóvenes en carreras técnicas y capacidades laborales y operan con el apoyo de las donaciones de software y equipo de Microsoft, en localidades suburbanas en Latinoamérica que carecen de acceso a tecnología y conectividad.

Promover la tecnología como habilitador de oportunidades

Maricruz Sánchez, al noreste de México, se acercó al programa YouthSpark, de Microsoft, para ver cómo podía aportar su conocimiento en alfabetización digital, seguridad en línea, herramientas de informática y programación, en beneficio de impartir conocimiento en torno a liderazgo social, inclusión y sustentabilidad. Ahora está en la búsqueda de crear una solución, con tecnología, para llevar estas asignaturas a personas con capacidades diferentes y fomentar la inclusión.

Aún es incierto el futuro acerca de cómo el cómputo transformará la vida de mucha gente, pero lo que es un hecho es que sí las mujeres continúan adquiriendo habilidades, el mundo se seguirá transformado en un mejor lugar.

1001 IdeasEquidad de Género